carreras de montaña

Carreras de montaña: mi primer trail

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes.
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Carreras de montaña. Esa palabra que engloba un concepto tan amplio. Trail running.

En una de las primeras acepciones en el diccionario de la lengua inglesa, trail significa huella; una huella que solo puede quedar impresa en la tierra y no en el asfalto.

Hacía tiempo que veía a conocidos comenzando en las carreras de montaña. Hacía poco había terminado el libro de Kilian Jornet sobre sus andanzas en trails como la ultramaratón du Mont-Blanc en el 2008.

Admiración y respeto. Es lo primero que tengo en mente para todos aquellos que participan en esta disciplina deportiva.

Carreras de montañaCarreras de montaña: mi primer trail

Una disciplina en la que nunca había pensado. A fin de cuentas mis distancias no van mucho más allá de 10 Km y la última media maratón fue hace un año con lo que lo veía literalmente “inviable”.

Únete al resto de la familia

Recibe las últimas novedades y contenido exclusivo.

(Nada de spam, prometido. Yo también lo odio)

Pero en uno de esos días soleados en los que te sientes con ánimos y ganas de comerte el mundo, una de tus compañeras de entrenamiento, Noelia, te dice: ¿Y si nos apuntamos al trail de Vilatuxe?

Pablo, que se lanza a la aventura sin pensarlo, estaba de acuerdo. Bea también. Y yo…¿qué voy a decir? Plantearme nuevos retos me gusta demasiado.

Así que nos embarcamos en esta nueva aventura: Trail de Vilatuxe con una distancia en principio de 15 Km, que luego se convirtieron en 17,5 Km para terminar según mi GPS (y el de varios corredores más) en casi 19 Km. (Sí, una locura, para mí al menos).

Pero ahí estábamos nosotros, parte del equipo a las 6 de la mañana camino de Vilatuxe en Lalín para aventurarnos en nuestra primera de muchas carreras de montaña.

Pasado el control de firmas a las 8:30 h de la mañana, ya no había marcha atrás. Pocos días antes había comprado unas zapatillas especiales de trail (para evitar algo más las caídas que daba por aseguradas) y que apenas me había dado tiempo a estrenar.

Con mi camelbag, mi dorsal y en manga corta a esas horas de la mañana nos dispusimos a salir y disfrutar de la montaña.

community manager vigoNo puedo describiros el paisaje porque comencé a mirar al suelo nada más salir para evitar caídas y resbalones. La sensación era increíble.

Todos corriendo en fila, como un equipo, a un ritmo “cómodo” al principio y hasta que llegaron las primeras pendientes.

Una altitud mínima de 420 m y máxima de 555 m. Crucé el primer río de puntillas para evitar mojarme pero en el segundo ya fue inevitable y me metí hasta casi la cintura. Barro, musgo, rocas, resbalones, corriendo, caminando, subidas y bajadas y hasta la compañía de dos perros lobos que obviamente llegaron antes que yo.

Duro. Muy duro. Pero a fin de cuentas era el primer trail. Eso sí, llegué con una sonrisa de oreja a oreja y sabiendo que no sería el último.

Un trail con amplio público masculino (221 eran hombres y 41 mujeres). ¿Mi posición? 28 con 13 mujeres más por detrás. ¿Orgullosa? ¿Qué creéis? Mi primer trail, acabado, por suerte sin caída alguna, y sin llegar en última posición. ¿Qué más puedo pedir?

Por supuesto ya estamos pensando en el siguiente reto, otro trail. Eso sí, tendrá que esperar a después de la Vig-Bay el próximo 22 de marzo pero estoy segura de que correré muchas más carreras de montaña!!

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes.
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Leave a Comment:

4 comments
Add Your Reply