Trail running review

El Descenso del Sella

El verano es una época para desconectar, disfrutar de las vacaciones y algunos días de descanso y en mi caso, para hacer turismo activo. Hace unos días tuve la posibilidad de vivir una de las experiencias más enriquecedoras en cuanto a deporte se refiere: el Descenso del Sella.

Descenso del Sella En un entorno espectacular en la comarca del Sella y junto a los Picos de Europa, a lo largo de todo el año pero especialmente en los meses de verano, el río se convierte en un mosaico de canoas de diferentes colores practicando este descenso.

Encontrándome en Asturias, no podía dejar de probar esta experiencia en una de sus dos modalidades: 10 o 15 kilómetros. Con la idea firme en la cabeza de lanzarme al recorrido largo, me planté una mañana con una temperatura inusual para la zona (sobrepasaban los 29 grados a las 11 de la mañana…) dispuesta a realizar el descenso en canoa sin ningún percance. Con el chaleco abrochado, el picnic preparado, la canoa y los remos, sin olvidar la breve charla técnica, solo quedaba lanzarme al río y disfrutar.

El panorama era inmejorable, las vistas espectaculares y un calor veraniego digno del mes de agosto. ¿La única pega? Demasiada gente. Comprensible tratándose del mes por excelencia de vacaciones. Pero ¡sin problema! Había muchas ganas de remar pero sobre todo de disfrutar y pasarlo bien. El deporte no solo es competición ¿verdad? Sorteando canoas de colores y poniendo a prueba mi fuerza en los brazos (dejaba un poco que desear, todo sea dicho), pasados los 10 primeros kilómetros y con el picnic ya esfumado, me lancé a por los últimos 5 kilómetros del recorrido. ¡Y voilá! En apenas 2 horas y media ya estaba todo el recorrido completado. Cierto es que podría haberlo hecho con algo más de tranquilidad pero los que me conocen ya saben que soy a veces…demasiado competitiva.

Una experiencia única y recomendable al 100% que todo aquel que visite Arriondas debe probar. Eso sí, si me permitís dar un consejo: ¡olvidaos de las chanclas! Tenéis altas posibilidades de perder una o incluso las dos 😉

Únete al resto de la familia

Recibe las últimas novedades y contenido exclusivo.

(Nada de spam, prometido. Yo también lo odio)

Pero esta no fue la única experiencia de turismo activo sino que además se trató de lo más “light” de las vacaciones. ¿Próxima parada? 55 kilómetros de BTT por la Senda del Oso y la famosa Ruta del Cares. ¿Me acompañáis?

Leave a Comment: