marketing en redes sociales

Gladiator Race Pontevedra

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes.
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Tras la Gladiator Race en Santiago de Compostela el año pasado tocaba repetir, esta vez, en Pontevedra. Con 11 kilómetros y 33 obstáculos, gran parte del equipo de Vigoentrena nos plantamos allí el sábado por la mañana como auténticos gladiadores dispuestos a superar todos los obstáculos sin “comernos” ningún burpee.

La temperatura era estupenda, ni frío ni calor, algo nublado y con hora de salida a las 10:15. Tras tantas carreras ya no había nervios sino ganas de pasarlo bien, reír y por qué no decirlo, superarnos otro pasito más.

Gladiator Race Pontevedra Me sentía con ganas, fuerte y mentalmente optimista. Sabía que tocaría una buena parte de monte y para qué negarlo: estaba encantada. Esta vez decidí acompañar a mis compañeras Catu, Paula y Sheila que como auténticas gladiadoras se lanzaron a la carrera Warrior y no tenían ninguna intención de darse por vencidas. Nos acompañaban Anxo y Jose, que nos ayudarían en los obstáculos más peliagudos.

Una carrera diferente pero ante todo divertida. Fuerza mental y física, reptando, saltando, trepando y arrastrándonos. Hubo mucha agua, barro y fuego. Éramos 2.500 gladiadores repartidos en las tandas de mañana (11 kilómetros) y la tarde (5 kilómetros) y disfrutamos muchísimo.

Una prueba para aventureros y valientes con altas dosis de sentido del humor y es que las caídas estaban aseguradas. La primera subida al monte la disfruté muchísimo (aún más la bajada). Los primeros obstáculos no me parecieron nada complicados hasta que llegamos a la zona baja donde tengo la sensación de que se esmeraron mucho más y entró en juego el factor “agua”, que todos (creo) agradecimos mucho.

Únete al resto de la familia

Recibe las últimas novedades y contenido exclusivo.

(Nada de spam, prometido. Yo también lo odio)

[metaslider id=3326]

Junto a nuestro pequeño grupo de guerreras y guerreros también estaba el resto de compañeros del equipo: Pablo “Coach”, Mónica, Pablo, Miguel, Jacin, Miguel, Sergio, Roi, Fran, Jorge, Iván, Germán, Javi y otros dos sufridores más que no dejaron de hacernos fotos y se “comieron” otra Gladiator particular: Alba y Jorge.

Si tuviera que destacar la prueba más difícil, lo tengo claro: el “Mont Blanc”. Y es que ese tremendo “Half” en el que apenas teníamos tramo de cuerda requería una buena carrerilla, no tener miedo a la caída y una buena agilidad en los brazos para enganchar la cuerda (y no soltarla bajo ningún concepto). Tuve que intentarlo hasta 3 veces.

Me llevo de regalo sendos moratones y rodillas más que tocadas con varios rasponazos pero si me preguntas:¿Repetirías? ¡Qué tontería! POR SUPUESTO.

¡Nos vemos en la próxima Gladiadores!

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes.
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Leave a Comment: