periodismo deportivo

Y llegó la VigBay

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes.
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Por segundo año consecutivo, llegó la VigBay y en mi empeño de continuar con mi faceta de periodismo deportivo, aquí os traigo mi experiencia.

Un segundo año que, para ser sinceros, pensaba que no llegaría. ¿Por qué? Por esa lesión en la zona del piramidal que me estaba llevando por el camino de la amargura.

Aún así, ese día me cargué de buenas vibraciones, muchísima ilusión (y algún que otro ibuprofeno, para qué negarlo). Y corrí. Corrí esa segunda media maratón que para mí significaba tanto.

periodismo deportivoPeriodismo deportivo: la Vig Bay de una amateur

Me sentía desmotivada, sin ganas y a pesar de haber entrenado, me faltaba aún más preparación.

Pero ese día tenía las pilas cargadas: corría con mi equipo. Allí estábamos ese domingo de sol, mis compañeros y yo con nuestra equipación verde, ilusionados y felices por enfrentarnos (algunos por primera vez y otros ya muy experimentados) a 21 kms de costa.

Únete al resto de la familia

Recibe las últimas novedades y contenido exclusivo.

(Nada de spam, prometido. Yo también lo odio)

El sol y el viento nos acompañaban. Y se hizo duro. Muy duro. Recorridos los primeros kms ya notaba molestias en las cuestas y en mi cabeza escuchaba: “abandona. Total, ¿te merece la pena”. SÍ, un sí rotundo. Claro que la merecía.

Mis compañeros iban por delante, y aunque ya nos habíamos distanciado y cada uno iba a su ritmo, sabía que todos estábamos pendientes de todos. Éramos un equipo. Habíamos entrenado juntos. No podía fallar. No quería fallar.

Y crucé la meta. Cansada, dolorida, agotada y con lágrimas en los ojos. Pero allí estaban todos. Allí estábamos todos, otra vez. Como en la salida, pero en la meta. ¡Finalizamos!

¿Por qué es tan importante entrenar en equipo? Realmente no sé si es importante o no. Sé que entrenar en equipo, correr en equipo, me ha dado fuerzas para correr en los días de lluvia. En los días en los que el dolor de cabeza o la pereza querían poder conmigo.

Noelia, Pablo, Patri, Ferchu, Isra, Carmen,…todos ellos me han ayudado a motivarme cada día un poquito más. Por no hablar de mis torturadores Pablo y Bea, que sacan lo mejor de mí, eso sí, siempre con una sonrisa. Compartimos kilómetros, pero también rutinas, agendas, consejos, risas, chistes y bromas.

Correr en equipo mola, ¡mola mucho! Periodismo deportivo de una runner amateur, muy pronto ¡más crónicas!

¿Te ha gustado? Compártelo en tus redes.
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Leave a Comment: